Los acontecimientos políticos se filtran en los Mercados Financieros de Estados Unidos