El Banco de Inglaterra dice que el sistema bancario del Reino Unido podrá resistir un Brexit duro