Elon Musk, fundador de Tesla, anuncia que por fin será lanzado al mercado su Modelo 3 en una versión más económica. Sin embargo, las acciones de la compañía caen ante la improbabilidad de ganancias en el primer trimestre del año. Entre los cambios propuestos para abaratar los costos del Modelo 3, la venta online reemplazará a las tiendas de venta directa que posee el fabricante. La SEC pone, nuevamente, la mirada en los anuncios rimbombantes de Musk considerando que son acciones para elevar artificialmente los precios de las acciones.

Modelo 3 más barato, pero sin ganancias en el primer trimestre

Los anuncios a los que nos tiene habituados Elon Musk suelen generar el desconcierto entre los inversores y el enojo de los funcionarios de la Comisión de Valores e Intercambios de Estados Unidos.

Hace unos días, a través de su blog, Musk anunció que Tesla está lista para lanzar al mercado su versión económica del Modelo 3. Cumpliendo su promesa, el vehículo tendrá un costo de 35 mil dólares. Para ello, reemplazará su red de venta directa por los pedidos online. Esto permitirá reducir un 6% el costo de fabricación.

Tesla posee una red de 130 puntos directos de venta al público. La mayor parte de ellos cerrarán sus puertas. Habrá despidos y una parte del personal será reubicado en otras áreas de la compañía. De acuerdo con el propio Elon Musk, Tesla podrá reducir significativamente sus gastos de ventas y marketing.

Estos anuncios provocaron una inmediata alza en las acciones del fabricante del Modelo 3. Sin embargo, este jueves Tesla comunicó que es poco probable que la empresa alcance ganancias en el primer trimestre de 2019.

“Hay muchos desafíos para llevar los automóviles a China y Europa, no esperamos ser rentables en el primer trimestre”. El comentario sacudió a los inversores y las acciones comenzaron a caer. En las últimas operaciones del jueves, su precio bajo un 4,1%.

La SEC mantiene bajo la lupa a Tesla

Los problemas con entre Elon Mask y Tesla han sido moneda corriente en los últimos meses. Desde que el fundador de la compañía hizo, hace algún tiempo el anuncio de que compraría las acciones de la empresa, todas sus declaraciones han estado bajo observación.

Para evitar sanciones mayores, Musk alcanzó un acuerdo con la SEC. Se comprometió a obtener el respaldo de la compañía antes de cada anuncio importante.

Ahora, ese acuerdo corre el riesgo de caerse. Sucede que junto con los anuncios de ventas online del Modelo 3, Elon Musk dijo que este año Tesla producirá entre 420 mil y 600 mil vehículos. La SEC sostiene que estos anuncios violan los acuerdos alcanzados.

El arribo de la versión económica del Modelo 3 es una buena noticia para los consumidores. Pero Tesla aún no logra enderezar el rumbo financiero de la compañía. La pregunta que todo se hacen es si a Elon Musk lo persiguen los problemas o él marcha hacia ellos…siempre.