Un escalofrío recorre las espaldas de aquellos que han depositado su confianza en Tether, una criptomoneda que asegura su precio de intercambio por su respaldo en dólares y euros, y entre los que utilizan Bitfinex, una de las principales casas de intercambio de criptomonedas del mundo. Las vinculaciones entre ambos parecen ser mucho más profundas de lo que se conoce y existen serias dudas sobre la existencia real de los respaldos en monedas tradicionales que Tether dice poseer. En las últimas semanas la cantidad de tethers circulando hace presumir que los fondos de anclaje no estén disponibles. Bitfinex ha contratado a un estudio de abogados para demandar a quienes difamen a la casa de cambios.

¿Qué es Tether?

Tether es una criptomoneda desarrollada en 2015 y bajo tecnología blockchain. Esta moneda se presenta a si misma como ajena a la volatilidad que afecta al bitcoin y a otras monedas virtuales tradicionales. Los responsables de Tether aseguran que cada unidad esta respaldada por un dólar. Es decir, que la totalidad de tethers que circulan están bajo protección de una cantidad igual de dólares que mantienen en reserva.

Esta criptomoneda ha desarrollados dos tokens, uno conocido como USDT y es aquel respaldado por dólares y el otro, EURT, con respaldo en la moneda única europea.

Uno de los principales problemas que se ha puesto al debate es que, en la actualidad circulan 814 millones de Tether, por lo que debería existir una reserva en igual cantidad de dólares. Sin embargo, nadie conoce las cuentas ni los bancos donde están acumuladas las reservas de respaldo.

En los últimos meses la emisión de USDT ha crecido unos 220 millones y algunos analistas descreen de la existencia de los respaldos correspondientes. Para Charlie Lee, creador de Litecoin, una de las criptomonedas más importantes, “existe el temor de que el reciente aumento de precios (de bitcoins) haya sido ayudado por la impresión de USDT sin respaldo en dólares en una cuenta bancaria”. Así lo aseguró en su cuenta de Twitter.

Bitfinex y Tether

Una de las sospechas más importantes es la relación existente entre la casa de cambio Bitfinex y Tether. La casa de cambio ha realizado importantes intercambios entre Tether y bitcoin y de allí la sospecha de que esto haya impulsado el crecimiento a 11 dólares de la principal criptomoneda en los últimos días.

Bitfinex asegura que irá con todo contra aquellos que pretenden difamar a la firma y para ello ha contratado a la firma de abogados Steptoe & Johnson. El principal objetivo es neutralizar a un usuario anónimo de redes sociales conocido como Bitfinexed y que ha denunciado a la casa de intercambios por promocionar el wash trading.

La casa, sospechada de manipulación de los tokens de Tether, ha debido dejar de atender a sus clientes de los Estados Unidos al romperse el vínculo comercial con Wells Fargo, el banco norteamericano que oficiaba de nexo con los bancos de Bitfinex en Taiwán.

¿Y las cuentas dónde están?

Si el fuerte de Tether es su respaldo en monedas reales, los inversores, seguramente quieren saber dónde están los dólares y euros destinados a respaldar sus inversiones. Pero eso es todo un misterio. Se sabe que algunos clientes han sido direccionados a un banco polaco, el Banco Spoldzielczy, pero esto no ha podido ser confirmado por las autoridades ni de Bitfinex ni de Tether.

Llama la atención que, en su sitio web, Tether asegura el intercambio uno a uno con el dólar, pero leyendo con detenimiento los términos del servicio en su web site, se señala que “no existe derecho u otro derecho, o reglamentación legal contra nosotros, de canjear tethers por dinero. No garantizamos ningún derecho de canje de nuestra parte por dinero”.

Phil Potter es director de Tether y también figura como director de estrategia de Bitfinex. Recientemente, pudo saberse a través de la divulgación de la investigación conocida como Paradise Papers, realizada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, las vinculaciones en el movimiento de dinero entre la moneda virtual y la casa de cambio.

El caso de Oguz Serdar

Ogus Serdar, un desarrollador y diseñador turco, comenzó a cobrar sus trabajos en bitcoin cuando el gobierno de ese país prohibió el uso de Paypal. En un momento, cuando temió por una caída de la criptomoneda, mudó sus fondos a Tether.

Serdar quiso, al tiempo, cobrar un millón de tether y la empresa rechazó la solicitud. El argumento esgrimido en ese momento fue que Tether sólo procesaría ordenes de pago provenientes de clientes corporativos verificados. Las autoridades de Tether le propusieron a Ogus Serdar que vendiera sus tokens a una lista de socios de intercambio.

Finalmente, Serdar optó por recomprar bitcoins.

Las dudas se ciernen sobre Tether y la casa Bitfinex y el mercado se pregunta dónde están los 814 millones de dólares que deben respaldar a la controversial moneda virtual.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here