La jornada del martes se inició con una fuerte suba de los futuros de acciones de Estados Unidos, luego del discurso conciliador de Xi Jinping, presidente del país asiático. La moderada euforia en los mercados bursátiles replicó en una baja de los bonos del Tesoro y del dólar. Sin embargo, Liu He uno de los viceprimer-ministros de China dio a conocer las exigencias de Trump sobre el programa “Made in China 2025” y la respuesta de ese país. En la madrugada del martes en Estados Unidos, un discurso del presidente chino fue bien recibido por la administración norteamericana.

Las acciones de Estados Unidos suben a pesar del rechazo de China a las exigencias de Trump

Por boca de un importante funcionario del gobierno de la República Popular China, pudo saberse que Xi Jinping rechazó de plano una exigencia del gobierno norteamericano para que deje de subsidiar a las industrias vinculadas con el programa “Made in China 2025”, un programa destinado al desarrollo de áreas claves como la alta tecnología, la robótica y la industria aeroespacial.

Previo a la solicitud efectuada por Donald Trump, China había efectuado un ofrecimiento de reducir el déficit comercial que Estados Unidos tiene con relación al país asiático, en 50 mil millones de dólares. Este ofrecimiento incluía mayores niveles de importación de gas licuado, productos agrícolas, artículos de lujo y otros. También se ofreció una mayor integración de empresas de Estados Unidos al sector tecnológico de China.

Estos contrapuntos hicieron que las acciones de Estados Unidos cayeran, la semana pasada ante la posibilidad del agravamiento de las tensiones comerciales entre ambos países.

Xi Jinping envía señales para aliviar tensiones

El presidente chino, al referirse a las tensiones comerciales entre su país y los Estados Unidos, en Boao, dio claras señales de querer un acuerdo con su rival comercial. Xi Jinping habló de mayor apertura, sobre todo a partir de permitir la participación de empresas extranjeras en la fabricación de automóviles, los sectores financieros y una fuerte política para proteger la propiedad intelectual.

Si bien el discurso de Xi Jinping fue recibido en la Casa Blanca, diferentes organismos del gobierno chino han dejado en claro que se preparan para una dura batalla comercial si los hostigamientos por parte de Estados Unidos continúan.

La guerra comercial que comenzó hace unas semanas y que ya ha hecho caer más del 9% al S&P 500 y otros indicadores de acciones de Estados Unidos, está escalando en intensidad. Trump pidió elevar los aranceles a 150 mil millones de dólares de importaciones desde China. El déficit comercial de Estados Unidos respecto a China alcanza los 375 mil millones de dólares.

El discurso conciliador de Xi Jinping también fue recibido con optimismo en los mercados de acciones de Estados Unidos. El S&P 500 arrancó este martes con una suba del 1,15% y el Dow Jones sube un 1,31%. El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años sube a 2,79% a medida que los inversores abandonan – aunque sea momentáneamente – los activos de refugio. El dólar cotiza en baja.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here