Cuando Mike Novogratz lanzó su análisis, hace algunos días, previendo que el precio del bitcoin llegaría a los 10.000 dólares por unidad, tal vez haya quedado expuesto como un conservador. Este fin de semana, la moneda virtual superó los 9.500 dólares y ya acumula una suba del 45% en una semana. El rally alcista del bitcoin se asienta sobre varios factores, pero uno de los más destacados es el ingreso de grandes inversores institucionales al mercado de las criptodivisas. Los analistas consideran que más allá de algún movimiento en baja, el precio del bitcoin seguirá en ascenso.

¿Qué pasa con el precio del bitcoin?

Hace algunos días, dábamos cuenta en las páginas del Club de Capitales del enorme impacto que provocó el hecho que el precio del bitcoin haya superado los 8.000 dólares por unidad. En aquel momento, fueron las palabras de Mike Novogratz, quien ha abierto un fondo de cobertura basado en bitcoins, quien con mucho optimismo, aseguró que para fin de año el valor del bitcoin alcanzaría los 10 mil dólares.

Luego de un agitado fin de semana para la moneda virtual más popular, el pronóstico de Novogratz parece haber quedado como conservador. En sólo una semana, el precio del bitcoin trepó un 45% y ya lleva acumulado una suba en 2017 que alcanza el 800%.

Sucede que, a pesar del escepticismo, las monedas virtuales comienzan a verse con mayor simpatía en los distintos círculos de inversores, sin importar de qué tipo sean. Lo de este fin de semana tiene mucho que ver con el ingreso al mercado de las divisas virtuales de operaciones especulativas de los mercados japoneses y al crecimiento de las posiciones en bitcoin por parte de inversores institucionales de todo el mundo.

El propio Mike Novogratz calificó a las monedas virtuales diciendo que son “la burbuja más grande nuestras vidas”. Pero nadie se atrevería a dejar pasar la oportunidad de subirse al tren de los enormes beneficios que está ofreciendo.

¿Qué sucedió con los pronósticos?

A medida que el precio del bitcoin pisa con fuerza el acelerador, los analistas y los inversores empiezan a tener problemas para mantener un pronóstico más o menos acertado sobre la evolución de esta moneda.

Coinbase, una de las principales plataformas destinadas a operar con bitcoin y con ethereum, otra de las monedas populares, ya ha acumulado 13 millones de cuentas.

Lo cierto es que, sin importar lo escépticos que muestren algunos de los principales CEO’s sobre el desarrollo de las monedas virtuales, como en el caso de Jamie Dimon – CEO de JPMorgan -, los grandes bancos de inversión han tenido que dejar sus prejuicios atrás y comienzan a ceder ante la presión de sus clientes para subirse a la ola arrolladora del precio del bitcoin.

La jefa de finanzas del JPMorgan Chase & Co. ha decidido tener un tono más moderado que el de Jamie Dimon y ha dicho que la entidad está dispuesta a colaborar con sus clientes en operaciones en monedas virtuales, siempre y cuando estén debidamente reguladas. Una de las alternativas que maneja el banco es el uso de contratos de futuros como los que están próximos a lanzar desde CME Group.

El precio del bitcoin concita la atención de un espectro cada vez más amplio de inversores. Al parecer, nadie quiere perderse esta oportunidad, al menos mientras dure.