Los registros de inventarios de viviendas disponibles para el mercado, han mostrado una escasa oferta de viviendas en Estados Unidos, comparada con el crecimiento de la demanda que acompaña el ritmo de los buenos indicadores económicos. Esta distancia existente, entre oferta y demanda, está provocado algunos problemas que trataremos de explicar en esta nota. Para una nación que debió soportar una de las mayores crisis financieras como consecuencia de un manejo irresponsable en los créditos hipotecarios, lo que ocurra con las viviendas en Estados Unidos pone la atención de inversores y hombres de gobierno.

La oferta de viviendas en Estados Unidos

La recuperación del poder de consumo de los ciudadanos estadounidenses, ha fortalecido la demanda, también en el sector inmobiliario. Pero el listado de propiedades disponibles para la venta sigue siendo escaso. Los registros de viviendas a la venta están mostrando niveles históricos muy bajos, comparados con dos décadas atrás. Esto es suficiente motivo para que los agentes inmobiliarios no realicen ningún tipo de rebaja a los compradores.

Evolución de precios de la Vivienda en Estados Unidos. Fuente: BLOOMBERG

Otro dato que resulta interesante es que el valor de las viviendas en Estados Unidos, disponibles para la venta se han incrementado un 7% en términos interanuales, mientras que el salario sólo se ha recuperado un 2%. Esto, en un plazo más o menos mediano, terminará desalentado el consumo, a medida que la brecha se acreciente.

Relación entre aumento de precios y salarios en Viviendas en Estados Unidos. Fuente: BLOOMBERG

¿Qué sucede con los créditos hipotecarios? Existe un viejo dicho popular que reza que “quien se quema con leche, ve una vaca y llora”. El ciudadano medio norteamericano hoy piensa más de una vez antes de tomar la responsabilidad de un crédito hipotecario. Los mayores costos existentes en los créditos hipotecarios son un obstáculo para el crecimiento del mercado de viviendas en Estados Unidos. A tasa fija para un crédito a 30 años pasó de 3,42% en octubre de 2016 a 4,23% el jueves de la semana pasada.

La construcción de viviendas en Estados Unidos no despega

La posibilidad que las empresas constructoras llenen el vacío existente en el inventario de viviendas es poco probable. Los números aún están muy lejos de lo que fueron una década atrás. Por ahora, el sector de la construcción está abocado al desarrollo de proyectos de viviendas unifamiliares, donde se registra el mayor crecimiento.

Para analistas de la Universidad de Michigan, la demanda de viviendas en Estados Unidos, se corresponde con el período económico que se vive en el país. El 80% de los encuestados considera que es un buen momento para invertir en la compra de una vivienda, este porcentaje es superior al que se registró en 2005, cuando se vivió el último auge del boom hipotecario, previo a su derrumbe.

El problema es que, en comparación, sólo el 66% considera que es un momento propicio para vender. Una brecha que termina resumiendo gran parte de los problemas existentes en el mercado de viviendas en Estados Unidos.