Esta vez, las expectativas de los inversores y los analistas fueron satisfechas. Es más, podríamos asegurar que fueron superadas. La presentación del reporte de ganancias de Netflix sirvió para que la euforia de la jornada del martes se prolongara luego del cierre. El crecimiento en el número de usuarios y las perspectivas de expansión empujaron el precio de las acciones de la compañía de streaming. Netflix, con 21 años en el mercado, marcha rumbo a un año récord. Las producciones originales seguirán siendo el principal motor de crecimiento.

Netflix reina en los hogares del mundo

Los datos correspondientes al tercer trimestre del año mostraron que Netflix no tiene ninguna intención de bajarse del pedestal donde se encuentra. 6,9 millones de nuevos suscriptores en todo el mundo ratifican su liderazgo.

De esta manera, Netflix logró sortear el tropezón del segundo trimestre. Los datos de los nuevos hogares que la compañía ha conquistado muestran un horizonte venturoso. En la presentación, Reed Hastings, Director Ejecutivo, dijo que planean cerrar el 2018 con 28,9 millones de nuevos usuarios.

El martes, Netflix informó que ya alcanzó los 137,1 millones de usuarios en todo el mundo. Este solo dato llevó a las acciones a pegar un salto del 17% en las operaciones extendidas.

El reinado de esta empresa vino acompañado de nuevos hábitos de los consumidores. Las famosas maratones de series ya son un clásico del entretenimiento hogareño. No descuidemos el dato de que este servicio ha logrado colarse en casi la mitad de los hogares de Estados Unidos.

La fórmula del éxito

Cuando Netflix comenzó a apoderarse del entretenimiento televisivo era una suerte de Blockbuster online. Sin moverse de sus casas, los usuarios tenían a su disposición miles de películas y series de las diferentes productoras que gobiernan Hollywood.

Con el tiempo, la empresa dirigida por Hastings fue mudando lentamente a las producciones propias. Esto, en su momento inquietó a los inversores. Los propios usuarios llegaron a extrañar sagas de películas que fueron retiradas de la programación. Sin embargo, el olfato de los responsables de contenido no estaba equivocado.

Series como “House of Cards” o “Sense8” hicieron explotar las pantallas de los hogares de todo el mundo. Netflix gasta miles de millones de dólares anuales en producciones propias. Este nuevo salto en el precio de las acciones engordará la billetera para continuar con grandes inversiones.

Cada mercado que la empresa se propone conquistar viene acompañado de producciones propias con actores y directores locales. Ahora, la mira está puesta en India, donde YouTube – que el martes sufrió una caída global del servicio – es líder en ese país. Netflix quiere destronarlo y ha lanzado dos series locales. India posee la segunda población mundial y el acceso a internet crece. Esto lo convierte en un mercado muy apetitoso.

La competencia pone el grito en el cielo

Es cierto que Netflix ha sufrido tropiezos. Pero, los dirigidos por Hastings no tienen ningún prejuicio de bajar aquellas producciones que no se convierten en éxitos. Los responsables de contenido acaban de informar que “Iron Fist” coproducida con Marvel, no tendrá una tercera temporada.

Los críticos de Netflix señalan que la empresa gasta más de lo que recibe. Financia sus mega producciones con préstamos para sostener su presupuesto.

En 2018, la empresa lleva gastados más de 7 mil millones de dólares en su programación. La principal erogación todavía sigue siendo la compra de licencias de otras productoras. Pero, las producciones originales marchan a ocupar el lugar principal del presupuesto.

Pero, a las críticas, Netflix responde con sus números. Cada acción subió ayer 89 centavos, contra los 68 centavos que preveían los analistas. Las ventas se elevaron un 34%, alcanzando los 4 mil millones de dólares en el trimestre. De acuerdo con Hastings, la empresa sumará 9,4 millones de nuevos usuarios en el cuarto trimestre. El podio sigue siendo para Netflix.