China

El comienzo de año parece haberse quedado en sólo los buenos deseos. Los mercados de acciones operan, en su gran mayoría, en baja luego de que se conocieran los datos de la producción en China. Los informes dan cuenta de que la producción manufacturera en la segunda economía del mundo se contrajo por primera vez en más de dos años. Las acciones asiáticas y europeas retroceden, arrastrando a los contratos de futuros de acciones norteamericanas. Nuevamente, los inversores están expresando sus temores a la desaceleración económica.

¿Feliz Año Nuevo para los mercados de acciones?

A medida que se iban conociendo los datos de la producción manufacturera en China, los inversores comenzaron a desprenderse de parte de sus tenencias en acciones. De acuerdo con los datos suministrados por IHS Markit China, la producción industrial en el país asiático, cayó de 50,2 en noviembre a 49,7 en diciembre. Con IHS coinciden los datos de Caixin Media.

Este dato marca la caída de la producción por primera vez desde mayo de 2017. En coincidencia, los informes oficiales hablan de la primera caída desde julio de 2016.

Los datos provenientes de China no hacen más que confirmar los daños que se están produciendo por la guerra comercial. Además, constituyen un anticipo de la desaceleración económica que se viene proyectando a nivel global, para este año.

En Europa, los índices de Gerentes de Compras (PMI), también registraron un retroceso. Italia encabeza el listado de países de la Eurozona más castigados por el freno económico. Por su parte, Francia vio cómo la actividad económica se contrajo por primera vez desde 2016.

Con estos datos en el primer día hábil de 2019, los mercados de acciones se comportan como el receptáculo de los temores de los inversores.

Acciones y futuros en baja

Más temprano, el inicio de las actividades en los mercados de acciones asiáticos, exhibían las bajas en las acciones. En Japón, los principales índices bursátiles operaron en baja. El Nikkei 225 y el Topix cayeron un 0,31% y un 0,50%, respectivamente. En Hong Kong, su índice Hang Seng retrocedió un 2,77%. En Shanghái, el CSI 300 cayó un 1,37%.

A los datos decepcionantes provenientes de China, se sumaron los correspondientes a Europa. La medición del PMI en los diferentes países de la zona del euro, no hacen más que confirmar la tendencia a la desaceleración. Stoxx Europe 600 retrocede un 0,80%.

Los futuros de acciones norteamericanas, también se suscriben en baja, para los de marzo 2019. Los mercados de acciones, al parecer tendrán un primer día del año en Wall Street complicado. Los contratos para el S&P 500 caen un 1,38%, mientras que los correspondientes al Dow Jones, lo hacen un 1,39%.

Para algunos analistas, la baja en los contratos de futuros son una expresión de desconfianza y no reflejan la buena salud de la que todavía goza la economía norteamericana. El desconcierto entre los operadores de Wall Street provocó una alocada semana en los mercados de acciones neoyorquinos antes de la finalización del año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here