No es un secreto que los mercados bursátiles están “sensibilizados” a cualquier noticia que pueda provocar inquietud. Y cuando esas noticias se combinan en una sola jornada el resultado puede ser negativo para las acciones. los inversores han dejado en claro su desazón por la falta de avances entre China y Estados Unidos para destrabar el conflicto de aranceles. Los datos de una desaceleración económica en Eurozona también movieron a los hombres de dinero a buscar otros activos más seguros. El entusiasmo de los inversores luego de las fiestas navideñas parece muy lejano ya. El dólar y los bonos del Tesoro fueron los preferidos de la jornada.

Las noticias hunden los mercados bursátiles

El 1 de marzo entrará en vigor un nuevo esquema de aranceles con los que Estados Unidos sanciona a los bienes provenientes de China. Esta nueva medida alcanza a 200 mil millones de dólares en productos chinos y eleva el impuesto del 10% al 25%. Es un hecho que las autoridades chinas tomarán represalias a este nuevo incremento. Así, la guerra comercial entre las dos principales economías del mundo entra en una nueva fase.

Desde Washington y Beijing han descartado la posibilidad de una cumbre entre Donald Trump y Xi Jinping antes de esa fecha crítica. La noticia decepcionó a los inversores que presurosos se desprendieron de parte de sus activos en acciones. los mercados bursátiles de Wall Street operaron en baja.

Las preocupaciones se extendieron a una nueva posibilidad de cierre del gobierno federal por falta de acuerdo en el presupuesto 2019. El discurso de Trump en el Estado de la Unión no sirvió para despejar dudas.

El S&P 500 registraba una actividad negativa del 1,13%. Por su parte, el Dow Jones Industrial Average caía un 1,16%. En tanto, el Nasdaq sufre una baja del 1,40%.

Las malas noticias también llegaron desde Europa. Los pronósticos oficiales ajustaron a la baja sus proyecciones de crecimiento. La desaceleración económica comienza a hacerse realidad y las operaciones en los mercados bursátiles europeos fueron un claro reflejo. El Stoxx Europe 600 retrocedió este miércoles un 1,93%. La peor parte se la llevó la Bolsa de Valores alemana donde el DAX sufrió una caída del 2,67%.

En la búsqueda de un refugio

Con la mayoría de los mercados bursátiles operando con pérdidas, los inversores transformaron su decepción en cautela y salieron a la búsqueda de activos de menos riesgo. Los bonos del Tesoro y el dólar fueron los elegidos.

El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años continúa bajando. Este miércoles el retroceso fue de tres puntos básicos, ubicándose en 2,66%. El Bloomberg Dollar Spot Index subió un 0,1% y ya acumula seis jornadas consecutivas en alza.

La debacle de las acciones alemanas hizo retroceder también el rendimiento de los bonos de ese país. Once puntos básicos fue la caída para cerrar en 0,11%.

En el mercado de divisas, la libra esterlina logró recuperarse un 0,4%, luego de varias jornadas de retroceso. Este miércoles el Banco de Inglaterra decidió mantener la tasa de referencia sin cambios al mismo tiempo que redujo las perspectivas de crecimiento para el Reino Unido.

Ahora, los inversores esperan que nuevas reuniones entre China y Estados Unidos alumbre una esperanza que permita a los mercados bursátiles retomar su senda alcista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here