El inicio de la semana encuentra a los mercados bursátiles castigados por las tensiones comerciales. Los índices de acciones reflejan lo que podría ser un agravamiento en la guerra comercial entre EE. UU. y China. Las acciones en Asia y Europa operan en baja, lo mismo que los futuros de acciones norteamericanas. A este panorama se suman los problemas políticos por el Brexit y el camino que pueda tomar la Reserva Federal respecto a las tasas de interés. Los inversores están mostrando altos niveles de incertidumbre y buscan salir del riesgo.

Las tensiones comerciales les marcan el camino a los mercados bursátiles

La reunión que mantuvieron Donald Trump y Xi Jinping durante la cumbre del G-20, en Buenos Aires, parece haber quedado muy atrás. Las expectativas de los inversores sobre un alivio en la guerra comercial se fueron diluyendo con el transcurso de los días.

Los “acuerdos” anunciados no fueron tan sólidos como se esperaba. Ahora, un nuevo acontecimiento suma tensiones en la relación entre las dos mayores economías del mundo. La detención de la gerente financiera de Huawei, en Estados Unidos, amenaza con crispar más los ánimos de los contendientes de esta guerra comercial.

Mientras Washington y Beijing intercambian acusaciones, ambas economías comienzan a dar muestras de desaceleración. La economía china ha comenzado a mostrar signos de debilitamiento. En estados Unidos, el informe del mercado laboral estuvo lejos de los pronósticos.

Los mercados bursátiles han acusado los efectos de las noticias. El sentimiento de los mercados empuja a los inversores a abandonar las zonas de riesgo.

Este lunes, los mercados bursátiles de Asia reflejaron este cuadro de situación. El retroceso en los índices de acciones fue general. El Nikkei cayó un 2,12%. Al índice japonés le siguió su par de Hong Kong, el Hang Seng, que se contrajo un 1,19%. Mientras que el índice CSI sufrió una baja del 1,16%.

En Europa, las acciones fueron arrastrados por los mercados bursátiles de Asia. El Stoxx Europe 600 opera con una baja de 0,50%. El FTSE 100 baja un 0,35%, mientras que el DAX alemán retrocede un 0,48%.

Londres reflejaba este lunes la baja en los precios de los contratos de futuros de acciones norteamericanas. Los futuros para el Dow Jones se comercializaban un 0,23% abajo. Los vinculados al S&P 500 retrocedían un 0,24%.

Más allá de la guerra comercial

Sin embargo, no son solo los efectos de las disputas entre China y Estados Unidos lo que está golpeando a los mercados bursátiles. Es cierto que la guerra comercial agita los mayores temores. Pero, la incertidumbre por el camino que tomará la FED con su política de tasas juega su papel.

Para inversores y analistas, el banco central conducido por Jerome Powell deberá reconsiderar la conveniencia de un nuevo aumento en la tasa de referencia.

Otro acontecimiento que está afectado a los vapuleados mercados bursátiles es lo que está ocurriendo en el Reino Unido. La primera ministra Theresa May se enfrenta a una votación decisiva en el parlamento. Una derrota de su plan podría alejar la posibilidad de un Brexit suave. También podría ser el fin del gobierno encabezado por May. La libra esterlina ya acumula cinco jornadas en baja.

Será una semana complicada para los mercados bursátiles, antes de la reunión de la Reserva Federal. La incertidumbre se extiende más allá de los golpes de la guerra comercial y suma factores que aumentan la volatilidad de los mercados.