Janet Yellen

Cuando aún falta una semana para la próxima reunión del Comité Federal del Mercado Abierto, los mercados de bonos ya actúan como si el recorte en la tasa de referencia fuera un hecho. Los rendimientos de los principales bonos gubernamentales caen a niveles históricos. De este modo, los inversores ya presionan por una baja en los tipos de interés. Las señales enviadas por Jerome Powell ha los mercados han estimulado estos movimientos. Sin embargo, los funcionarios siguen hablando de “paciencia” a la hora de definir el camino que seguirán las tasas. Pero, no son solo los mercados de bonos, el último informe del mercado laboral empuja hacia un posible recorte de las tasas.

A los mercados de bonos, la paciencia los tiene sin cuidado

El Comité Federal del Mercado Abierto se reunirá los días 18 y 19 de junio. Hasta el final de esa reunión no sabremos si la “paciencia” de la FED ha llegado a su límite y está dispuesta a hacer un movimiento. Los que sí dan por descontado que habrá un recorte en la tasa de referencia, son quienes operan en los mercados de bonos.

Los precios de los bonos soberanos de los principales países exhiben un repunte y los rendimientos, sobre todo los de más largo plazo, se despeñan. Los operadores de los mercados de bonos parecen estar marcando la ruta que deberá tomar la Reserva Federal.

Desde finales de 2018 a la fecha, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años y a 2 años ha caído un punto porcentual. Las acciones norteamericanas vienen exhibiendo un comportamiento negativo en los últimos meses. Esto ha favorecido una estampida hacia los bonos. Comportamientos similares se reflejan en las principales economías mundiales.

Todos se aprestan para un escenario con menores tasas

Hace pocos días, en un evento organizado por la FED de Chicago, Jerome Powell se mostró dispuesto a un recorte de tasas. Más allá de los movimientos en los mercados de bonos, el presidente de la FED dijo estar dispuesto a realizar un movimiento si la economía los requiere.

La próxima reunión de la FED deberá tomar en consideración el último reporte del mercado laboral. Las nóminas agregaron empleos muy por debajo de las proyecciones.

Pero, Jerome Powell no está solo. El Banco de Japón expresó su preocupación por la falta de impulso de la inflación. Haruhiko Kuroda, responsable del banco central, dijo que están analizando una política de estímulos.

El Banco Central Europeo también ha comenzado a expresar una línea defensiva. Las autoridades de la entidad monetaria europea ven que los pronósticos de inflación no se cumplirán.

De este modo, los mercados de bonos encuentran todos los fundamentos para actuar en un escenario donde los tipos de interés podrían moverse a la baja.

Los contratos de futuros se negocian con una expectativa de baja de 50 puntos básicos en la tasa de la FED.

Los operadores de los mercados de bonos tampoco descuidan el rumbo de la guerra comercial. Los acuerdos entre China y Estados Unidos aún están lejos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here