El ataque con drones en Bagdad, que terminó con la vida del principal líder iraní sacudió el tablero de los mercados financieros. Esta nueva escalada en las tensiones geopolíticas ha empujado el precio de la onza de oro. La avidez de los inversores por encontrar activos de refugio benefició al metal. Los analistas han coincidido en que el precio de la onza de oro continuará subiendo. Un conjunto de condiciones de la economía mundial puede favorecer este rally del oro. También, el paladio salió beneficiado del momento geopolítico.

La fiebre por la onza de oro

El incremento de las tensiones geopolíticas en la zona del Golfo Pérsico está empujando a los inversores a buscar el mejor refugio posible para su dinero.

El ataque ordenado por Estados Unidos, que terminó con la vida de Qassem Soleimani puede tener derivaciones con una fuerte afección en los marcados financieros. El precio del petróleo se disparó en los últimos días. Pero, fue la onza de oro la que destaca dentro de los activos de refugio.

Para los analistas es el momento de tomar posiciones de resguardo a largo plazo. En el caso de Goldman Sachs Group Inc., sus especialistas sostienen que el precio la onza de oro “se recuperará mucho más allá de los niveles actuales”. Además, concluyo que “muestra que el oro es la mejor cobertura para estos riesgos geopolíticos”.

Para UBS Group y ABN Amro Bank, el precio de la onza de oro podría superar los 1.600 dólares si las tensiones entre Irán y estados Unidos continúan creciendo.

¿Qué pasará con el precio del metal?

Este lunes, la onza de oro llegó a los 1.588, 13 dólares. Un incremento del 2,3%. Pero luego hubo un leve reacomodamiento en los precios y por la tarde, el precio era de $ 1.569,30.

El presidente norteamericano, Donald Trump, continúa usando su cuenta de Twitter para reforzar sus amenazas a Irán. Del otro lado, la nación islámica promete atacar objetivos estadounidenses. Todo esto, constituye un terreno fértil para que el precio de la onza de oro siga avanzando.

Sin embargo, para los especialistas en datos técnicos e históricos, el precio del oro podría encontrar un techo e iniciar el camino inverso.

El índice de resistencia relativa (RSI) para 14 días se encuentra en 87. Es decir, 17 puntos por encima del valor que indica que el oro ha sido sobrecomprado. Podríamos estar próximos a un cambio de tendencia. Claro está, si la tensión no se exacerba en los días subsiguientes.

Profundizando en la onza de oro, el precio de ésta se mueve hacia arriba con mayor fuerza en un escenario tasas y dólar en baja. No parece ser ese el panorama en el que se moverá el metal.

Otro metal que está acompañando la suba de la onza de oro es el paladio. Este lunes, el precio de la onza se elevó un 1,83%. Se trata de un metal más caro que el oro debido a su escasez y su importancia cada vez mayor. Se lo utiliza para la fabricación de catalizadores para motores de gasolina y diésel. A medida que los estándares de emisiones son más estrictos, la necesidad de paladio es mayor.