Cuando se trata de conocer las políticas de la Reserva Federal, nada mejor que consultar con John Williams, Presidente de la Reserva Federal de San Francisco. Si bien, San Francisco no tiene voto en el FOMC, este año, su opinión es muy requerida. Williams fue nombrado presidente de la reserva de San Francisco, luego que Janet Yellen fuera designada a cargo de la FED de Estados Unidos. A Williams se lo conoce como un hombre del círculo cercano de Yellen. Los últimos informes difundidos el viernes pasado sobre el mercado laboral, han alimentado la posibilidad de un aumento de la tasa referencia, en un período muy cercano.

Las condiciones están dadas

Para John Williams, al momento de gestionar los riegos, ya estarían dadas las condiciones para impulsar un nuevo aumento de la tasa de referencia. A estas alturas, los tres aumentos probables, suenan como bastante razonables.

Si bien los últimos indicadores ponen sobre el tapete la posibilidad de un aumento inminente del tipo, y marzo es una fecha tentadora para llevar adelante el primer ajuste de tasas del año, Los funcionarios son conscientes que deben batallar contra la incertidumbre que las políticas fiscales de Donald Trump están produciendo.

Las declaraciones de Williams no son casuales. La tasa de desempleo fue del 4,8% y se crearon 227.000 nuevos empleos, superando ampliamente los promedios de 163 mil nuevos empleos mensuales. También subieron las ganancias por hora promedio, un 2,5%.

La inflación es otro factor que la FED está considerando en sus perspectivas hacia un aumento de la tasa de referencia. Los últimos datos la ubican muy cerca del objetivo del 2%.

Las perspectivas de la FED

El que sí cuenta con voto en el FOMC, es el presidente de la Reserva Federal de Chicago, Charles Evans. El funcionario dijo que ha modificado su propia perspectiva de dos aumentos de tasas durante el año 2017, que había anunciado en diciembre. Para Evans, las posibilidades de 2 aumentos de tasas son aceptables.

La referencia realizada por Evans no debe ser considerada una opinión más. El presidente de la Reserva Federal de Chicago, es uno de los principales defensores de la política de tasas bajas.

Para Evans, aún es muy pronto para tener más claridad sobre cómo se desarrollará el debate en el Congreso, en lo que refiere a políticas fiscales y esas políticas son decisivas a la hora de tomar decisiones sobre el rumbo que tomará la política monetaria de la FED.

El índice Bloomberg que mide las expectativas de los inversores respecto a las probabilidades de aumento de las tasas de interés de referencia, han vuelto a elevarse ubicándose en el 28%. Luego de la reunión de hace una semana atrás, esas mismas perspectivas habían caído al 26%.

Por lo pronto, los funcionarios de la FED tienen un ojo puesto en la evolución de los indicadores de la economía norteamericana y el otro, en la Casa Blanca. La incertidumbre respecto a la administración Trump, sigue siendo un factor de distorsión.