Los inversores están transitando un camino de búsqueda de activos de refugio ante la escalada de la guerra comercial. Entre los elegidos, como es costumbre en situaciones complejas, están los bonos del Tesoro a 10 años. La compra de bonos ha motivado una caída de los rendimientos. Sin embargo, el fondo administrado por Goldman Sachs ve un repunte de las ganancias hacia fin de año. Habrá que tener en cuenta, además, los reclamos por parte de economistas y analistas para que la Reserva Federal proceda a un recorte de las tasas de interés.

El futuro de los rendimientos de bonos del Tesoro según Goldman Sachs

Existe un importante grado de incertidumbre en los mercados financieros. La escalada en la batalla de aranceles que están protagonizando China y Estados Unidos, están impulsando la compra de bonos del Tesoro a 10 años como activo de refugio.

El rendimiento de esos bonos se encuentra en uno de los niveles más bajos. Este jueves, el rendimiento cayó hasta 2,35%. Una prueba de que los inversores continúan detrás de estos activos, más allá de un alivio momentáneo de las tensiones. El miércoles, las acciones en Wall Street repuntaron, luego de varias caídas profundas.

Sin embargo, el fondo administrado por Goldman Sachs, Goldman Sachs Asset Management International, comparte una visión de que los rendimientos de los bonos del Tesoro a 10 años podrían recuperarse.

James Ashley, jefe de estrategias del mercado internacional de Goldman Sachs, considera que los rendimientos podrían llegar a 2,7% a fin de 2019. Ashley compartió su análisis en una entrevista realizada por Bloomberg TV.

Las perspectivas de los rendimientos

En el corto plazo es posible que siga reforzándose una tendencia a la compra de bonos del Tesoro a 10 años. Un escenario que muestra una economía mundial en retroceso. El avance de las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos. A esto debemos agregarle la posibilidad de que la Reserva Federal deba cambiar de rumbo hacia un recorte de la tasa de referencia. Esto, a medida que las condiciones financieras se vuelven menos flexibles.

A pesar de ello, desde Goldman Sachs ven que la guerra comercial no afectaría de manera sustancial la actual expansión económica norteamericana. Desde la entidad financiera analizan que el crecimiento económico de Estados Unidos será más moderado este año. Pero, con un margen importante.

En estas condiciones, los analistas de Goldman Sachs consideran que el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años podría colocarse cerca del 2,73%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here