Un ataque con drones a una de las principales refinerías de Arabia Saudita hizo disparar el precio del petróleo. El ataque paralizó la mitad de la producción diaria del principal país productor de petróleo del mundo. De acuerdo con un comunicado de Saudí Aramco, la normalización de la producción podría demandar algunas semanas. Este lunes los futuros para el barril Brent subieron por encima del 14%. Se espera un plan de emergencia de los países miembros de la OPEP para cubrir la demanda mundial.

La vulnerabilidad y el precio del petróleo

Un ataque masivo con drones a una refinería ubicada en Abqaid, Arabia Saudita, redujo a la mitad la producción diaria de crudo de ese país. Instantáneamente, el precio del petróleo se disparó en los principales mercados financieros del mundo.

El ataque del fin de semana provocó que la producción se vea reducida en 5,7 millones de barriles diarios. El atentado fue revindicado por fuerzas rebeldes yemeníes. Estados Unidos acaba de denunciar la complicidad de Irán en los ataques.

En los instantes posteriores al ataque, los contratos de futuros Brent llevaron al precio del petróleo a subir un 20%. A medida que transcurre la jornada el alza se ubica en el 14,56%. Por su parte, el West Texas Intermediate trepa un 14,17%.

Para algunos analistas, la suba inmediata en el precio del petróleo no se ha visto nunca, luego de un ataque.

Las pérdidas tras el ataque implican una reducción diaria del 5% de la producción mundial. De allí, la reacción de los inversores.

Las perspectivas tras el ataque

Saudí Aramco sostiene que en unos días comenzarán a normalizar la producción en el mayor campo petrolero del país. Además, Arabia Saudita cuenta con reservas distribuidas en diferentes partes del mundo.

Las reservas son suficientes para cubrir la demanda diaria de crudo. Además, existe la posibilidad de que la OPEP instruya a sus miembros a incrementar de forma temporal la producción hasta corregir el abastecimiento.

Lo que preocupa a los inversores, luego del ataque, es el futuro de la región. Las tensiones podrían incrementarse. Arabia Saudita ha demostrado que es vulnerable a ataques terroristas y una “devolución de atenciones” podría impulsar aún más el precio del petróleo.

Al respecto, desde el Citigroup Inc. sostuvieron que “no importa lo que Arabia Saudita demore en reestablecer la producción, la conclusión es que el reino es vulnerable a ataques y el mercado está sensible al precio del petróleo”.

Otro sector que está sufriendo una fuerte derrota es aquel donde los inversores han estado apostando a posiciones cortas y tendencias bajistas.

La principal empresa petrolera del mundo, Saudí Aramco se prepara para salir a los mercados bursátiles. Su alto nivel de vulnerabilidad podría conspirar contra el precio de mercado de la compañía.

El precio del petróleo no es el único activo que se vio sacudido por los ataques. La posibilidad de una escalada bélica en la región impulsó el precio de los bonos del Tesoro a 10 años. El rendimiento subió seis puntos básicos y se ubicó en el 1,84%. En los mercados bursátiles, el S&P 500 cae un 0,37% y el Dow Jones, lo hace un 0,49%. El mismo comportamiento para los futuros de acciones norteamericanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here