El dato que los mercados y la Reserva Federal estaban esperando llegó este viernes. El Departamento de Trabajo de Estados Unidos difundió los datos del mercado laboral estadounidense correspondientes a junio de 2019. Las nóminas no agrícolas crecieron por encima de los pronósticos. Hubo un leve aumento de la tasa de desempleo y los salarios crecieron menos de lo esperado. El mercado laboral continúa saludable y esto podría alejar la idea de un recorte en la tasa de referencia. los obstáculos persisten en la inflación débil y en las tensiones comerciales.

224 mil empleos se sumaron al mercado laboral

El mercado laboral estadounidense volvió a mostrar signos de solidez. Este viernes, el Departamento de Trabajo de Estados Unidos difundió su informe correspondiente a junio de 2019.

Las nóminas no agrícolas agregaron 224 mil nuevos empleos. El dato significativo es que los nuevos empleos abarcaron a casi todos los sectores de la economía norteamericana. La excepción volvió a ser el comercio minorista que acumuló su quinta caída consecutiva. Los pronósticos hablaban de un crecimiento de 162 mil puestos de trabajo. No obstante, hace unos días se conoció un informe privado que preveía una caída en los datos de empleo.

La tasa de desempleo, de acuerdo con el Departamento de Comercio, se elevó al 3,7% luego de haber permanecido varios meses en el 3,6%. Los salarios también crecieron por debajo de los pronósticos. El crecimiento del valor promedio de la hora de trabajo, en términos anuales fue del 3,1%. Las proyecciones hablaban del 3,2%.

Un informe que refuerza la posición de la Reserva Federal

El mercado laboral estadounidense se mostró sólido durante el mes de junio. Los nuevos empleos que se sumaron a la nómina tienen una distribución bastante amplia. La industria manufacturera agregó 17 mil puestos nuevos. En tanto, la construcción sumó 21 mil empleos. El comercio minorista volvió a retroceder, perdió 5,8 mil puestos y acumula la quita caída consecutiva.

Los datos de abril y de mayo fueron ajustados a la baja. En abril se restaron 8 mil puestos y en mayo, 3 mil.

Con estos datos, la Reserva Federal refuerza su posición de mantener la expectativa respecto a la tasa de referencia. si bien el banco central se mostró dispuesto a un recorte en la tasa, lo dejó supeditado al avance de los principales indicadores.

Sabemos que el comportamiento del mercado laboral es clave en las decisiones de la FED. Pero, también lo es la inflación débil y las dificultades por las que atraviesa el comercio internacional.

El informe del mercado laboral deja contentos a unos y a otros. De un lado, Donald Trump, en plena campaña por la reelección, puede jactarse de la marcha de la economía. Por su lado, la Reserva Federal puede considerar que ha tomado las decisiones acertadas hasta el momento. Sin embargo, los reclamos de la Casa Blanca a Jerome Powell por una reducción de tasas no cesarán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here