La volatilidad ha vuelto a instalarse en las criptomonedas. Este lunes, el bitcoin se acercó a los 5 mil dólares. Una caída del 4,55%. La moneda virtual ha llegado a su piso más bajo en un año desde la división con Bitcoin Cash. La mayoría de las monedas digitales están experimentando fuertes bajas que ya se habían mostrado la semana anterior. Desde enero las criptomonedas han evaporado mil millones de dólares en valor.

Pesimismo en el mercado de las criptomonedas

La caída de las criptomonedas, que comenzó a profundizarse hace un par de semana, no se ha detenido. Este lunes, el bitcoin tocó el piso más bajo desde octubre de 2017, cuando la moneda virtual insignia se dividió y dio origen a Bitcoin Cash.

La semana anterior la moneda virtual sufrió una baja del 13% y este lunes profundizó su caída un 4,53%. Su valor ya se encuentra cerca de perforar el piso de los 5 mil dólares. El comportamiento negativo del bitcoin fue seguido por la mayoría de las monedas digitales. Ethereum cae un 10%.

De la ola de bajas solo ha sobrevivido Tether, el token vinculado con Bitfinex, que suma un 0,52%.

Muy lejos quedó el tiempo en que el bitcoin llegó a alcanzar los 20 mil dólares por unidad. El lanzamiento, en diciembre de 2017, de los contratos de futuros de bitcoin habían entusiasmado a los inversores.

Ahora, la volatilidad ha vuelto a apoderarse de los inversores y la moneda creada por Satoshi Nakamoto acumula una pérdida de su valor del 66% desde enero. De acuerdo con CoinMarketCap.com, las criptomonedas perdieron 660 mil millones de dólares en valor.

¿Por qué continúa cayendo el bitcoin?

El conjunto de eventos que está afectando a la economía global puede ser considerado un factor en la caída de las criptomonedas. Pero, existen razones más especificas para justificar la pérdida de valor de las monedas virtuales.

Sin embargo, las monedas digitales han acumulado razones propias para empujar el pesimismo en el mercado. Los ciberataques se multiplican en las casas de cambio y en las billeteras virtuales. Ha quedado al desnudo la fragilidad, en materia de seguridad, a la que están expuestas las criptomonedas.

Varios países han avanzado en la regulación local del mercado de monedas virtuales. Uno de ellos, fue Corea del Sur, donde se concentra la mayor parte de inversores domésticos en bitcoin. Las nuevas normas han creado un clima de precauciones entre los inversores.

De esta manera, la caída en el precio del bitcoin, y del resto de las criptomonedas, ha sido constante desde enero de 2018.

En contrapartida a la caída de los precios de las criptomonedas, el costo de minar tokens digitales se ha incrementado. Esto contribuye a una pérdida constante del valor de estos activos.