Las noticias, informes y reportes que están previstos para que vean la luz esta semana, seguramente harán que la atención de la economía mundial y las finanzas estén puestos sobre esos informes. De un lado y del otro del océano Atlántico, se prevé que los datos que vayan surgiendo a medida que se desarrolla la semana, tengan fuertes impactos para el desenvolvimiento de la economía mundial. En esta semana aparecerán los primeros informes sobre el empleo en Estados Unidos, desde que Donald Trump asumió la presidencia del país. Los reportes de inflación y del Producto Bruto Interno de la eurozona, pueden empujar a una modificación de las políticas monetarias y de estímulos del Banco Central Europeo. Será una semana intensa, para la economía mundial, por eso hemos elaborado un pequeño resumen.

Lunes y la inflación europea

La Oficina de Estadísticas de Alemania dará a conocer su reporte sobre inflación y se especula que éste podría superar el 2%, objetivo fijado por el Banco Central Europeo. Esta cifra no es alcanzada desde diciembre de 2012. El dato serviría para fortalecer las posiciones de aquellos países de la Unión Europea que viene reclamando el fin de las políticas de estímulo del BCE, como es el caso de Alemania.

En Estados Unidos se conocerán los informes sobre los ingresos y los gastos personales, una radiografía de los consumidores norteamericanos, que mueven una parte de la economía de su país y de la economía mundial.

Martes, la atención sigue en Europa

La Agencia de Estadísticas de la Unión Europea, pondrá sobre la mesa los resultados del PBI en el último trimestre de 2016. Se especula un incremento del 0,4%, superior al 0,3% registrado en el trimestre anterior. El informe, posiblemente, ponga de manifiesto que Francia fue uno de los motores de ese crecimiento de la actividad económica en la eurozona. El reporte vendrá acompañado de un probable informe de inflación que, según se espera, sea del 1,6%. El más alto desde junio de 2013.

Por su parte, en Asia, el Banco de Japón dará a conocer un informe y las perspectivas para el trimestre. Las metas de lograr una inflación del 2% en el país asiático, están muy lejos de cumplirse.

Miércoles. Reunión de la FED

Ese día estará concluyendo la reunión de la Reserva Federal de los Estados Unidos, que comenzará mañana. Si bien, la reunión no tiene como objetivo la modificación de las tasas, sí servirá para monitorear el curso de la economía mundial, y fundamentalmente los primeros movimientos de la administración de Donald Trump. Posiblemente, la FED, se vea en la necesidad establecer, de antemano, un calendario de modificación de tasas. La inflación y el empleo continúan creciendo.

Será la oportunidad, el miércoles, de conocer el índice de enero de los gerentes de compras, que publica el Institute of Supply Management. El reporte, posiblemente, confirme la tendencia al fortalecimiento de la divisa norteamericana.

Jueves. El informe del BoE

En medio de los debates acerca de las características que deberá tener el proceso de separación del Reino Unido, respecto a la Unión Europea, El Banco de Inglaterra, dará a conocer un informe sobre inflación. Desde que el brexit fuera aprobado por los ciudadanos británicos, la economía de ese país ha dado signos de fortaleza, pero muchos analistas descreen de las características del ciclo. La atención estará puesta en cuál será la política monetaria del BoE, de cara al futuro.

Viernes. Los informes de empleo

Será el primer informe de empleo de la era Trump. Corresponde al mes de enero y se estima que las cifras serán muy similares a las del mes pasado. La tasa de desempleo se mantendrá en 4,7%, algo que, para las autoridades económicas, es cercana al pleno empleo.

Una semana donde los mercados seguirán con mucha atención cada uno de los detalles de la economía mundial.