El mundo de las criptomonedas ha sido sacudido nuevamente. Esta vez, debido a una nueva y profunda regulación por parte del Banco Popular de China, quien decidió declarar ilegal las ofertas iniciales de monedas – conocidas como ICO’s -. La caída del bitcoin luego de la decisión del banco central chino fue acompañada por otras monedas virtuales como ethereum. Bitcoin estuvo a punto de romper la barrera de los 5 mil dólares por unidad y convertirse en el activo de mayor crecimiento en el año.

Las regulaciones chinas y la caída del bitcoin

El Banco Popular de China hizo conocer a través de su sitio web que ha declarado ilegal todas operaciones de financiamiento por medio de las ofertas iniciales de monedas. La medida alcanza a las plataformas dedicadas a estas operaciones y, además, intima a las ofertas ya realizadas a devolver el dinero a los inversores.

Las criptodivisas que se obtienen a partir de las ICO’s no pueden ser utilizados en el mercado y, completando la regulación, el banco central ha dispuesto la prohibición a los bancos de ofrecer sus servicios para las ICO’s.

La medida regulatoria ha provocado una fuerte caída del bitcoin que, luego de rondar los 5 mil dólares por unidad, se contrajo cerca del 20% hasta los 4.219 dólares. Algo similar ocurrió con ether que se redujo más de 16%.

Las ICO’s se han convertido en un mecanismo muy extendido y fuera de cualquier control, por medio del cual se financian proyectos y startups a través de la venta de monedas digitales. Las autoridades monetarias de los diferentes países ven a este mecanismo como un riesgo potencial, en el intento de evadir bancos de inversión y los fondos de capitales de riesgo. En lo que va del año, las ICO’s han recaudado más de 1.600 millones de dólares para diferentes proyectos. Las empresas que buscan financiarse a través de este mecanismo ofrecen lo que se conoce como token virtuales monedas digitales propias que sólo tendrán algún valor en función del crecimiento del proyecto.

La norma regulatoria no hace referencia a ninguna moneda virtual en particular, pero la caída del bitcoin pone de manifiesto un mayor temor por parte de los inversores a medidas regulatorias más estrictas.

Una regulación aplaudida

A pesar de la caída del bitcoin, la medida ha sido saludada desde distintos sectores. Según un registro del 18 de julio, 43 plataformas dedicadas a realizar ofertas iniciales de monedas se habían instalado en China y ya se habían completado 65 proyectos financiados a partir de este mecanismo, recaudando 400 millones de dólares.

Desde Capricorn Fund Manager Ltd, con sede en Londres, han considerado a la regulación emitida por el banco central chino como un paso positivo destinado a frenar la proliferación de criptomonedas de baja calidad. Aunque aclaran que no deben ponerse a todas las monedas virtuales en la misma bolsa ya que algunas ofrecen ofertas éticas de alta calidad.

Las ICO’s también se han convertido en un terreno propicio para el accionar de los ciberdelincuentes que ya han logrado capturar un 10% del dinero que va destinado a las ICO’s.

Para algunos analistas, el Banco Popular de China irá, paulatinamente, autorizando plataformas destinadas a ICO’s bajo su estricto control y con la capacidad de vetar proyectos de forma individual. La caída del bitcoin es una fuerte reacción a una medida regulatorio, pero, con el correr de los días puede haber una normalización y un retorno al rally que viene protagonizando.