El precio de los bonos del Tesoro a 10 años se disparó luego del anuncio de la Reserva Federal de su disposición a recortar la tasa de referencia. el rendimiento de estos bonos cayó por debajo del 2% y la tendencia se repite a nivel global. Los bonos japoneses, del Reino Unido y de Alemania se fortalecen a medida que la tendencia a reducir las tasas de interés aumenta. Los bonos del Tesoro a 10 años se convierten en la opción más firme y segura para los inversores. Con un crecimiento más moderado, los activos de riesgo son menos confiables.

Cae el rendimiento de los bonos del Tesoro

El miércoles finalizó la reunión del FOMC y, aunque la tasa de referencia permaneció invariable, la Reserva Federal dijo estar dispuesta a los recortes. Inmediatamente después de la conferencia de prensa ofrecida por Jerome Powell, el precio de los bonos del tesoro a 10 años se disparó.

El rendimiento de esos activos cayó por debajo del 2%, ubicándose en 1,9719. Un nivel históricamente bajo que alimenta a los que sostienen que la guerra comercial entre Estados Unidos y China pondrá un freno al crecimiento económico.

Los inversores están decidiendo mover sus fichas hacia los títulos de deuda soberana de los principales países. El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años ha perdido más de 70 puntos básicos en 2019. Ese rendimiento podría caer otros 50 puntos si, como opinan los inversores, la FED recorta la tasa en julio.

Para los analistas del JPMorgan Asset Management, estamos frente a un “comienzo de un ciclo de reducción de tasas, no uno a dos cortes aislados”.

Una tendencia mundial

Junto a la caída del rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años, los títulos gubernamentales de las principales economías del mundo recorren el mismo camino. En Japón los rendimientos de referencia cayeron hasta un nivel negativo de 0,185%. El gobernador del Banco de Japón sostuvo que se siente “cómodo” con esta caída y que no hay razón para alarmarse.

También el rendimiento de los bonos alemanes a 10 años se movió en un rango negativo del 0,32%. En el Reino Unido el rendimiento cayó seis puntos básicos y se ubicó en 0,81%.

Los principales bancos centrales están enviando señales de que se preparan para enfrentar las incertidumbres. Los débiles datos de inflación, la caída de la producción industrial y el laza del precio del crudo, son indicadores de un freno en el crecimiento económico.

Los organismos monetarios están dispuestos a tomar acciones, que incluyen estímulos y recorte de tasas. Por el lado de los inversores, abundan las recomendaciones de inversiones seguras y de largo plazo.

La próxima Cumbre del G-20, que se llevará a cabo en Osaka, Japón, comienza a cobrar una gran relevancia. La reunión bilateral entre Donald Trump y Xi Jinping podría traer alivio a las tensiones comerciales. Las principales naciones del planeta discutirán las acciones frente al ingreso a una nueva etapa de desaceleración económica. El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años es solo un síntoma de un problema más extendido.