Una jornada negra para las criptomonedas se registró este miércoles. El bitcoin cae más del 8% y salvo excepciones, otras monedas virtuales también han sufrido una fuerte caída. Los motivos de la fuerte baja del bitcoin están vinculados a un informe de la Commodity Futures Trading Comission (CFTC) de Estados Unidos, donde señala que podría poner bajo su escrutinio algunas Ofertas Iniciales de Monedas. La noticia no cayó bien en el mercado de las criptodivisas y los precios se derrumbaron.

El bitcoin cae el 8,4%

Una fuerte caída de las monedas virtuales se vivió en los mercados, luego que la CFTC, en un resumen de activos, señalara que algunos “tokens” o fichas virtuales que se utilizan en las ICO, pueden quedar bajo su supervisión.

La declaración del organismo puso a prueba la sensibilidad del mercado de las criptomonedas y el bitcoin cae un 8,4% y su precio se redujo a 5.109 dólares por unidad.

La fuerte caída de la más popular de las monedas virtuales puede ser vista como una oportunidad para aquellos inversores que quieren recuperar posiciones en bitcoins. De ser así, muchos esperan un rebote y esta caída del bitcoin podría durar poco.

La Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos (SEC) se expresó en un sentido muy similar y aseguró que los tokens de algunas Ofertas Iniciales de Monedas podrían estar bajo su supervisión. En este sentido, la CFTC aseguró que no existen inconsistencias entre lo señalado por la SEC y la CFTC, ya que desde 2015, las monedas virtuales son consideradas activos básicos.

La volatilidad del mercado de monedas virtuales

No es la primera vez en corto tiempo que el bitcoin cae con fuerza. Hace algunas semanas, las medidas regulatorias impuestas por el gobierno chino provocaron una baja sensible en el precio de la moneda virtual.

A pesar de ello, los inversores, luego del cimbronazo inicial le dieron un fuerte empuje al bitcoin, que el 13 de octubre alcanzó los 5.866 dólares.

Ahora, los analistas consideran que, tomando esas experiencias anteriores, si el bitcoin cae como resultado de medidas regulatorias en la jurisdicción de Estados Unidos, sólo podría ser un episodio transitorio.