órdenes programadas

¿Recuerdan La Odisea, el célebre poema épico de Homero? Este poema nos relata las desventuras de Ulises para retornar a su tierra, luego de la Guerra de Troya. En uno de sus pasajes, el poema habla de canto de las sirenas y cómo atraía a los navegantes hacia un destino mortal. Hoy vamos a hablar de los robots de Forex que, en cierta forma, son ofrecidos como el canto de las sirenas. Nos prometen que, con sólo apretar un botón, nuestro robot de Forex hará el trabajo de un trader por nosotros, mientras disfrutamos de los beneficios que él obtiene. Pero, no todo lo que reluce es oro y vamos a ver si estos programas de computación pueden sustituir a un trader de “carne y hueso”.

¿Qué son los robots de Forex?

Al hablar de robots de Forex no estamos haciendo referencia a humanoides con su interior repleto de circuitos. Se les llama así a sistemas automatizados de trading que se comercializan en el mercado y están diseñados con complejos algoritmos matemáticos.

El objetivo de estos robots de Forex es realizar operaciones en el mercado de divisas, analizando millones de variables y comprando y vendiendo las 24 horas del día, sin descanso y, según sus desarrolladores, sin que tengas que preocuparte por estar pendiente de cómo se comporta el mercado y cómo afecta tu comercio.

Si hacemos una búsqueda en internet, valiéndonos de Google, veremos que existen cientos de estos sistemas a la venta. Sus precios varían entre los 20 dólares y 5 mil dólares. Pero, aquí es donde debemos preguntarnos si estos sistemas de robots de Forex son tan infalibles ¿por qué la mayoría de los traders no los usan y se dedican a disfrutar del ocio y sus ganancias? Vamos a tratar de responder sencillamente esa pregunta.

No todo es algoritmo en la vida

Los movimientos en los mercados financieros, fundamentalmente el de divisas, no se producen exclusivamente por factores técnicos. Los factores humanos, los cambios de humor en el consumo, las acciones bélicas, etc. producen fuertes y bruscos cambios en los precios de los activos.

Los robots de Forex no puden prevenir muchos de estos factores. Esto los hace ser muy peligroso para tu cuenta, que puede ser vaciada debido a las malas decisiones que tu robot de Forex pueda tomar.

Veamos un ejemplo sencillo. Donald Trump, el presidente de los Estados Unidos, utiliza mucho Twitter y una mañana se levanta enojado y decide aumentar los aranceles a los productos chinos, lo comunica mientras se lava los dientes a la mañana por la red social… y todas las monedas del mundo cambian. Nuestros robots de Forex analizarán datos estadísticos. Pero, como ellos no son usuarios de Twitter no se enterarán de esta novedad y tu comercio quedará comprometido.

Pero, cuidado, acá no existe una estafa por parte de los robots de Forex. La verdadera estafa está en quienes los comercializan y lo ofrecen como si fuera la “tierra prometida”. Nunca fallarán y sólo nos dedicaremos a disfrutar de ganancias.

Conclusión. Los sistemas automatizados de trading o robots de Forex no reemplazarán a la buena formación profesional de un trader. Si quieres saber más sobre cómo formarte como trader exitoso, visita nuestra Escuela de Trading y comienza a construir tu futuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here