Al referirnos a los ETF hemos querido señalar que estamos frente a instrumentos financieros muy dúctiles. Ello ha permitido que inversores de distinto calibre opten por los fondos cotizados dentro de su portfolio de negocios. De esta manera, estos fondos de inversión que cotizan en bolsa crecen en popularidad. Ha llegado el momento de analizar las ventajas que los fondos cotizados pueden ofrecer a los inversores. Una buena oportunidad para diversificar el dinero.

Fondos cotizados, un instrumento de bajo costo

Para los inversores, analizar los costos en los que pueda incurrir un determinado instrumento financiero, a la hora de tomar una decisión, es clave. Sobre todo, cuando se trata de inversiones pasivas. Siempre, antes de elegir en qué instrumento vamos a invertir nuestro dinero o el de nuestro cliente, colocaremos varias opciones ante él.

Como es lógico, si estamos frente a dos inversiones que nos ofrezcan el mismo nivel de rentabilidad, nuestra decisión se inclinará por aquel que nos ofrezca los costos más bajos.

En el caso de los fondos cotizados, tanto las suscripciones como los costos en general, son más bajos que en los fondos tradicionales. los ETF poseen costos por compraventa, también en algunos casos existen comisiones por custodia.

En los fondos cotizados no existen costos por suscripción o por reembolso. De esta manera, se convierten en una inversión tentadora que difiere en costos de otros fondos de inversión.

Una forma fácil de acceder a una inversión diversificada

Uno de los motivos por los cuales los inversores eligen los fondos cotizados es su capacidad de diversificación. A través de estos fondos es posible invertir en un conjunto de activos que de otra forma sería imposible.

Los ETF ofrecen excelentes oportunidades de invertir en materias primas. Algo que antes hubiera sido imposible si no contábamos con un acceso profesional al mercado de futuros.

Si elegimos invertir en un ETF que replica un determinado índice bursátil, nos da la oportunidad de realizar una inversión sin los riesgos de una empresa en particular. También podemos realizar inversiones bursátiles de manera más regional. Por el ejemplo, los fondos cotizados que replican al MSCI Emerging Markets nos permite invertir siguiendo los mercados emergentes.

Un instrumento versátil para los inversores

Al hablar de las características de los fondos cotizados, hemos señalado que éstos se compran y venden en los mercados de valores como cualquier acción. Los precios en los mercados secundarios van fluctuando de acuerdo con movimiento del índice o activo que replican. Los fondos cotizados son instrumentos versátiles a la hora de elegir un tipo de inversión.

A través de los ETF inversos podemos tomar posiciones cortas respecto a algún índice o mercado. Por otro lado, no existe una inversión mínima y esto nos permite una mayor diversificación con posiciones pequeñas.

Transparencia

Una de las ventajas que los inversores toman muy en cuenta, es la transparencia de los fondos cotizados. Los gestores de cada ETF están obligados a comunicar de manera diaria sus posiciones. Esto constituye una gran diferencia con el resto de los fondos de inversión que publican sus posiciones cada tres meses.

Al adquirir una participación en un ETF sabemos exactamente sobre que activos estamos interviniendo. Para los pequeños inversores esto no deja de ser una importante ventaja.

Ahora, queremos invitarte a que conozcas nuestra Escuela de Trading. En ella podrás obtener la capacitación necesaria para intervenir en los diferentes mercados financieros. Queremos que te conviertas en un trader exitoso y te brindamos todas las herramientas necesarias para ello. Es la oportunidad que estás esperando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here