La Bolsa de New York

Los lectores de Club de Capitales, seguramente, estarán muy familiarizados con la jerga y el vocabulario de los mercados financieros. Expresiones como “mercado de valores”, “índices bursátiles” o “acciones” les son familiares y conviven con ellos cotidianamente. Pero ¿sabemos realmente que son las acciones y cómo funciona el mercado de valores? Iniciamos aquí una serie de artículos destinados a profundizar en el mundo de las acciones y de los mercados de valores. Sus secretos, su historia y la importancia de conocer su funcionamiento.

¿De qué hablamos cuándo hablamos de acciones?

La terminología y las expresiones del mundo de las finanzas ya no son una exclusividad de las mujeres y los hombres que actúan en él. Las noticias económicas y financieras nos invaden en todos los dispositivos y medios de comunicación que estemos acostumbrados a prestarles atención. Hablar de acciones y de los mercados de valores se ha vuelto tan común que, hasta aquellos que no tienen ningún interés en estos tópicos, poseen una idea aproximada de qué se trata.

Pero, ese conocimiento aproximado no nos convierte en expertos y hasta, a veces contribuye a deformar dicho conocimiento. Por ejemplo, se ha extendido la idea de que quien posee acciones es, en parte, propietario de la compañía que emitió esas acciones. Pero esta, es una definición incorrecta que podría llevarnos a lugares equivocados. Tener acciones de una compañía no nos convierte en dueños de un pedazo de escritorio, de una silla, etc. Por eso, vamos a avanzar, en esta serie de artículos a un conocimiento más acabado sobre las acciones y los mercados de valores.

¿Por qué es necesario conocer sobre acciones?

Con el avance de la tecnología, la participación en mercados financieros es, cada vez, más accesible para mucha gente. Si tienes los conocimientos, basta con elegir un bróker, abrir una cuenta y comenzar a operar. Es por ello que cada vez, más personas ingresan a los mercados de valores e invierten o especulan, esperando obtener una ganancia o un beneficio.

Pero hay más. Tu plan de ahorro, los fondos para cubrir la universidad de tus hijos, tu plan de jubilación. Todos ellos pueden estar expuestos al movimiento de las acciones y de los mercados. Porque el banco donde guardas tus fondos opera con ellos y, entonces, es bueno que sepas dónde se invierten tus fondos.

Los que invierten y los que especulan en los mercados de valores

Existen personas empresas y grupos financieros que se dedican a realizar inversiones con acciones. Otros, en cambio operan en los mercados de valores para especular ¿Cuál es la diferencia entre unos y otros?

El inversor compra acciones cuando una compañía las emite para hacerse de fondos frescos destinados a mejorar sus negocios o nuevos proyectos. El inversor compra pensando a largo plazo, esperando que el buen comportamiento de la compañía haga que estas suban y obtenga beneficios.

En cambio, los especuladores intervienen en los mercados bursátiles en períodos más cortos. Compran y venden, sin importarles el destino final de las empresas. Los especuladores manejan un cúmulo de información y de rumores. Saben cuando las acciones de una empresa van a subir o bajar. Pueden comprar en corto, esperando que el precio de la acción baje. O, pueden comprar en largo porque ha rumores de suba.

Ambos son jugadores legítimos en los mercados de valores y, en definitiva, intervienen con un solo objetivo: obtener beneficios.

En nuestra próxima entrega, conoceremos más en profundidad sobre los distintos tipos de acciones y cuál es su función. Pero, también queremos invitarte a conocer nuestra Escuela de Trading, donde podrás convertirte en un experto en los mercados bursátiles. Visítanos y haz todas las consultas que desees. Te esperamos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here